I.A-NIZACIÓN

En general, todo trabajo que un humano puede realizar, es I.A-nizable, es decir; una Inteligencia Artificial puede hacerlo, y más eficientemente.

Hace unos 350.000 años que el Homo Sapiens comenzaba su travesía y escribía lo que hoy en día conocemos como historia, pasando por largos procesos evolutivos y de adaptación, dejamos de ser solo un proceso evolutivo biológico a convertirnos en una fuerte especie socializadora y dominante, que consiguió no solo aprender a vivir en comunidad, sino también iniciar una revolución científica y tecnológica sin precedentes.

Dimos el salto de vivir en cavernas y de ser una especie cazadora-recolectora, que usaba más su fuerza bruta y astucia para su supervivencia, a una que cumple horarios rutinarios, sentados en alguna oficina frente a un ordenador, usando mas que nada su mente para ganarse la vida.

Pensamos que nunca las maquinas nos harían competencia, y que el inicio de la era industrial con la sustitución del hombre de campo por máquinas, traería consigo la creación de nuevos empleos nunca antes visto, y de hecho fue asi como sucedio.

El humano comenzó a prescindir de su fuerza bruta para la realización de innumerables trabajos, todos suplantados por nuevas máquinas cada vez mas y mas potentes, y asi sin darnos cuenta, una de las principales habilidades del ser humano quedaba, completamente irrelevante; su Fuerza.

Pero eso apenas era la antesala de un escenario aún más contundente, con un impacto tan profundo que aún siquiera tenemos idea o estamos preparados.

Pasamos de jugar a crear algoritmos y sistemas informáticos, para sistematizar todo en cuanto podiamos, para hacer así la vida del humano, más “simple”.

Comenzamos a generar y almacenar una cantidad ingente de datos e información de toda clase, y a perder nuestra privacidad a costa de nuevas experiencias en línea, en ese pseudo mundo al que denominamos Internet.

Aquellos nuevos empleos que nos prometieron llegaron ,y tenían una divertida forma incluso para algunos.

La mayor parte de todos los empleos se comenzaron a centrar en la utilizacion y explotacion de la mente del homo sapiens moderno, desde cirugías complejas del corazón hasta crear contenidos graciosos para la gente que “vivía” en internet.
Por primera vez el ser humano podía decidir acerca de su futuro; simplemente debía de elegir qué estudiar, graduarse en alguna buena universidad, y salir para obtener algún buen empleo, aplicando simplemente todo lo aprendido en esas casas de estudios.

El humano parecía haber encontrado su propio algoritmo para su subsistencia y desarrollo.

Pero, ningún algoritmo es perfecto.

En nuestras ansias por creernos súper humanos, también quisimos explorar la posibilidad de crear seres pensantes e inteligentes como nosotros. Y porqué no?… Al fin de cuentas éramos los arquitectos del futuro de nuestra especie, y la mejor forma es la de crear seres a imagen nuestra, de forma artificial con quienes podríamos platicar e interactuar. Como negarse a tal posibilidad?, con nuestro desbordante desarrollo tecnológico e ingenio, ese sin duda debería de ser uno de los hitos más significativos del homo sapiens, desde su aparición.

Pero alcanzar tal cosa, se convertiría en una arma de doble filo.

Estábamos sin darnos cuenta, trabajando en sustituir la otra habilidad que nos hace únicos e imprescindibles, nuestra Mente.

Inconscientemente, escribíamos las líneas de códigos más significativas de toda nuestra historia, por primera vez un algoritmo podía imitar el trabajo que un humano desempeñaba, y no solo eso, sino mucho más eficientemente, y aprenderlo solo le llevaba un par de horas.

Nos quedamos maravillados ante tal posibilidad y todas sus posibles aplicaciones.

Comenzamos a buscar la forma de introducir inteligencia artificial en todo lo que el humano podía hacer, desde jugar juegos de ajedrez hasta detectar enfermedades con una precisión que ningún médico jamás podría imaginar.

Así empezaba la i.a-nización laboral.

Para qué contratar tantos humanos si una I.A puede hacerlo, mejor y mucho mas barato?

La mayor invención humana se volvió su principal amenaza.

Comenzamos a entender, que nuestras habilidades ya no eran tan únicas y que todo lo que hacemos, podría una máquina también hacerlo, y mucho mejor.
Nos dimos cuenta que en algún momento de la historia, seríamos completamente sobrepasados por la I.A , que nuestras habilidades biológicas, no tendrían forma de hacerle frente a esta nueva “especie” no-biológica.

La I.A-nización iniciara una completa nueva revolución, donde el humano, si no toma cartas en el asunto, se convertirá como aquella musa que los pintores usan para inspirarse, pero una vez terminada la obra, nadie más sabe de ella.

read original article at https://medium.com/@julioguimaraes_73045/i-a-nizaci%C3%B3n-16b1894a93c?source=rss——artificial_intelligence-5